Frolo mirada sucia

La mirada sucia

Hoy me siento divertido y con ganas de hablar de un tema ligero.

Durante la primera temporada de Los Serrano, cuando la serie aún tenía algún sentido, había una cosa que no se cansaban de repetir los protagonistas -Tienes la mirada sucia-. Se referían con esta expresión a ver más allá de lo real que sucede en una situación, sobre todo cuando la mirada va cargada de contenido sexual. “La mirada sucia”es pues una buena forma de referirnos a todas aquellas proyecciones de índole sexual que colocamos en cuestiones que supuestamente están desprovistas de este contenido.

Pero ¿Cuándo es más frecuente encontrarnos con la mirada sucia? Esta mirada puede parecer especialmente habitual en casos previamente predispuestos a ello. Un caso paradigmático sería el de los censores. Aquellas personas cuyo trabajo es censurar los contenidos de una obra están predispuestos a encontrar contenido censurable, sobre todo en algún tipo de obras o autores.

censura

La mirada sucia va de la mano con la represión sexual y con la inmadurez sexual. Estos son dos conceptos muy diferentes, en el primer caso se conoce el poder del sexo, aunque no se haya experimentado nunca de manera completa o satisfactoria. Estas personas están dominadas por el sexo y la represión de su deseo solo aumenta este dominio.

Las personas sexualmente reprimidas, pero que albergan un deseo sexual inconsciente pueden manifestar conductas o emociones de rechazo hacia todo aquello que parezca poseer un contenido de tipo sexual, sobre todo cuando el contenido esté relacionado con el deseo reprimido. En la época de la censura de las películas de Hollywood se dieron casos muy ridículos. El más famoso es la censura de Mogambo, película en la que para evitar mostrar un adulterio se prefirió que contempláramos un incesto entre dos hermanos.

Frolo mirada sucia

En el caso de la inmadurez sexual, por el contrario, el deseo sexual se presenta de manera infantil por una cuestión de falta de desarrollo madurativo físico o psíquico. Como sabemos no nos despertamos de la noche a la mañana completamente sexuados sino que atravesamos un proceso. Durante este proceso es posible que no seamos capaces de captar insinuaciones sexuales muy claras o también todo lo contrario. Sería el caso del adolescente que interpreta cualquier elemento en clave sexual, aún cuando nada tenga que ver la cuestión con el sexo.

Un tema interesante resultaría de plantearnos si en la actualidad se ha agudizado nuestra mirada sucia o si por el contrario se está relajando. ¿Estamos entrando en una nueva época de puritanismo?

Hagamos un experimento y veamos 5 vídeos antiguos que tal vez te hagan sentir que posees la mirada sucia.

1. King Knog y Jessica Lange: El mono sopla y soba a Jessica con una cara que lo dice todo. ¿Sería posible (o deseable) una escena parecida en las últimas versiones del clásico?

2. Sailor Moon: Es más fácil engañar a la mirada sucia cuando hay contenidos que, para nuestra mente occidental serían inconcebibles en series infantiles. Un caso clásico sería Sailor Moon. Desnudos, lesbianismo o travestismo son algunas de las cuestiones que aparecían de manera más o menos velada en la serie.

3.Los japoneses han sido expertos en este asunto. Hay que reconocerlo. Es bastante increíble que Chicho Terremoto fuese una serie emitida en horario infantil si atendemos al siguiente fragmento.

4. El doblaje también puede hacer que la mirada sucia se desate. En concreto el de la guerra de las galaxias arrancó risas en el cine.

5. La mejor de todas las miradas sucias es aquella que no tenías hasta que alguien te lo hizo notar. Mi favorita y confirmada por el guionista Gore Vidal es la de Ben Hur. Un drama gay de celos y despecho escondido bajo una fábula moralizante. En fin, esto es lo divertido de la mirada sucia. Todos la tenemos de vez en cuando y en ocasiones hacemos muy bien en tenerla porque nuestras sospechas tal vez solo nos están mostrando la verdad.

ecuribesch@gmail.com

Psicólogo colegiado de Madrid, pintor de estilo figurativo, miembro fundador de Psiquentelequia y presidente de la Asociación Cultural Glycon

Sorry, the comment form is closed at this time.