Mudras, los gestos energéticos

La palabra mudra en sánscrito significa “gesto”. Cuando realizamos un mudra, estamos configurando de un modo determinado nuestro sistema energético. De esta forma se crea un vinculo entre nuestro cuerpo físico (annamayakosha), pránico (pranamayakosha) y mental (manomayakosha).

Los mudras son una práctica completa per se, al igual que lo son las asanas y pranayamas. Es quizás en las fases más avanzadas de nuestra shadana (practica espiritual) cuando los mudras se utilizan de forma aislada. 

Son muchos los tipos de mudras, y aunque la mayoría de ellos se realizan con las manos (hasta mudras) también se pueden ejecutar con otras partes del cuerpo (khechari, aswini, shambavi…)

Chin / Jnana Mudra

La palabra Chin significa en sánscrito Conciencia, Chin mudra es por tanto el gesto de la conciencia. Para realizarlo debemos de juntar las puntas de los dedos índice y pulgar, creando de este modo un circulo con ellos, y manteniendo los tres dedos restantes estirados y ligeramente separados entre sí (en ambas manos). A continuación dejamos las manos en las rodillas con las palmas apuntando hacia el cielo y nos aseguramos que estén relajadas.

Recuerda que al principio puede que los dedos se separen pasado un tiempo sin que te des cuenta, por lo que resulta práctico, en lugar de juntar directamente las puntas, llevar la punta del dedo índice a la base o primera falange del pulgar y con este sellar el gesto.

Este mudra resulta muy cómodo a la hora de sentarnos a meditar. Puede que al principio sus efectos sean muy sutiles, pero si tomamos costumbre de realizarlo nos aseguramos de que las manos estén bien ubicadas en todo momento.

A nivel simbólico el dedo pulgar representa la conciencia universal, mientras que el índice  representa la conciencia individual. Cuando ambos se juntan se crea la unión, el Yoga. Fusión del universo con el microcosmos de nuestro serA nivel energético creamos un circuito en el que el prana es reconducido hacia Ajna chakra, mejorando de esta forma la capacidad de concentración y creando un efecto relajante sobre el cuerpo.

Jnana significa en sánscrito “conocimiento intuitivo”, por lo que este mudra se conoce como gesto del conocimiento.

La diferencia principal con Chin mudra reside en la posición de las palmas. En lugar de apuntar hacia arriba quedan apuntando hacia abajo. A nivel energético esta simple modificación aumenta el anclaje con la tierra. Cuando sientas que tu mente está muy dispersa o que tiendes a perder la concentración fácilmente es preferible utilizar este gesto.

Aswini Mudra

Es conocido como el gesto del caballo y consiste básicamente en la contracción del esfínter anal. Cuando realizamos esta contracción, activamos ciertos músculos de la zona pélvica y otros asociados con los órganos sexuales.

En el momento en que conseguimos aislar de forma consciente cada una de las áreas implicadas en este mudra, estamos preparados para realizar una práctica más avanzada llamada Moola Bhanda (el primero de los cierres energéticos). Además de prepararnos para Moola Bhanda, Aswini aporta beneficios tanto a nivel físico como a nivel energético.

A nivel energético ayuda a armonizar el flujo de Apana Vayu, el tipo de prana que se encarga de  la excreción y eliminación de residuos en nuestro organismo. A nivel físico refuerza la musculatura del suelo pélvico.

En combinación con ciertas asanas en las que trabajamos con Muladara Chakra, nos es de gran utilidad ya que reforzamos la atención en la zona del perineo. Recuerda que donde vaya tu atención va la energía.

Podemos trabajar con el mudra de dos formas:

La primera consiste en mantener la contracción durante un tiempo determinado, al inhalar se contrae y se mantiene el gesto el tiempo que se pueda sin forzar; cuando queramos soltar lo haremos con una exhalación. Puedes ir observando tu progresión contando ciclos de respiración completa (inhalación-exhalación). Cuando trabajes con asanas es preferible no contar para llevar la atención por completo a Muladara.

La otra forma consiste en realizar la contracción de forma intermitente, creando una sensación de bombeo energético hacia los chakras superiores.

Shambavi Mudra

El una técnica muy poderosa que nos ayuda a activar Ajna chakra. El gesto consiste en llevar ambos ojos hacia el centro de la frente (brhumadhya).

Por si misma es una práctica avanzada que puede inducir a estados profundos de meditación. A nivel físico fortalece los músculos de los ojos y alivia posible tensión acumulada en este área. A nivel mental calma la mente, creando estabilidad y eliminando estrés. Además favorece la capacidad de concentración y desarrolla la intuición. A la hora de realizar esta práctica es importante no bizquear ni forzar la vista. Realiza el mudra de forma breve pero con constancia para obtener resultados.

En la mitología hindú, Shambavi es el nombre que recibe la mujer de Shambu (también conocido como Shiva). En honor a ella Shiva creó esta práctica para que ambos pudieran fundirse en la conciencia universal. En Gheranda Shamita se llega a declarar que de todas las prácticas que aparecen en las escrituras Shambavi es la más secreta y poderosa.

Khechari Mudra

Es una mudra que realizamos conjuntamente con la respiración Ujjai. Se aplica doblando la lengua hacia arriba y llevándola hacia atrás todo lo posible, de manera que la punta de la lengua presiona el paladar blando.

Kechari mudra ayuda a controlar y a influenciar el conjunto de glándulas endocrinas a lo largo del cuerpo. Este efecto se consigue gracias a la regulación en las secreciones del cerebro, que se producen en pequeñas cantidades para controlar la glándula pituitaria y el resto de glándulas que están bajo la influencia de Ajna Chakra (la tiroides, el timo, las glándulas mamarias, la glándula suprarrenal y las reproductivas).

También tiene efecto en los centro del hipotálamo y del bulbo raquídeo, que controlan la respiración, el latido del corazón, las expresiones emocional, el hambre y la sed. Además el hipotálamo está conectado con el tálamo, que tiene un papel fundamental en la regulación de los ciclos de sueño y vigilia y en todas las actividades del sistema nervioso central, como la capacidad de concentración.

Post Tags:

info@anupaya.com

Profesor de Yoga. El yoga no es solo mi profesión, es mi guía, es el faro en la noche cuando navego en la oscuridad, es todo lo que te puedas imaginar y un poco más.

Sorry, the comment form is closed at this time.