El abrazo gestáltico se diferencia de cualquier otro abrazo por su duración e intensidad. De hecho, cuando dos gestálticos se abrazan suelen mantenerse entrelazados un buen rato como si el mundo se detuviera en ese gesto, como si el resonar común de sus corazones se fundiera en la unidad primigenia. ¡Qué bonito! El abrazo gestáltico no tiene prisas, no busca cumplir con las buenas costumbres o la cortesía, no conoce protocolos. Ya desde el saludo, los gestálticos proclaman los principios fundamentales de su escuela: la escucha atenta del otro, la apertura emocional, la autenticidad en los sentimientos, el darse cuenta. Ser

READ MORE