¿Has observado cómo algunas personas crean justificaciones o modifican una actitud previa, sin permitirse reconocer un error incuestionable o una discrepancia?¿recuerdas a alguien comportándose de forma opuesta a las creencias o valores que defiende, y a pesar de la evidencia, seguir aferrándose a ellas usando algún autoengaño? Seguro que sí, nos pasa continuamente. ¿Por qué existe el autoengaño? Cada año, muchos se comprometen con ir al gimnasio, a un curso de idiomas, seguir una dieta, dejar un hábito perjudicial. Pero tras un tiempo, se ven incapaces de mantener una disciplina, de alcanzar objetivos, de resistir tentaciones. Aparecen entonces argumentos que permiten justificar

READ MORE