El mundo del blanco y el negro En el mundo de Trump la equidistancia no es posible. Lo hemos visto (lo estamos viendo) con mucha claridad en el conflicto que se desarrolla estos días en Cataluña. La sociedad ha sido dividida sin piedad entre aquellos que desean la independencia y los que optan por la permanencia en España. Cada miembro del otro grupo es el enemigo. Este es, por supuesto, el primero de los efectos secundarios del nacionalismo. Pero no es un fenómeno exclusivo de este. De hecho, cada día lo vemos más y más relacionado con los conflictos y situaciones de

READ MORE