Dejar de fumar predispone a engordar y se conocen las razones que lo explican. Los cambios se producen, especialmente, en los tres primeros meses. Según los estudios, se sube entre 3 y 5 kilos de media. Sin embargo, todo tiene remedio y esto también. Los kilos de más pueden ser una cuestión simplemente transitoria. De hecho, hasta el 20 % de las personas que dejan de fumar vuelven al peso que tenían antes o incluso adelgazan respecto a él, pasado un año. Puedes volver a tu peso ideal. La nicotina acelera el metabolismo La nicotina incrementa el metabolismo basal por lo que

READ MORE