Las rupturas son un acto de responsabilidad que pretenden ser el remedio o la salida a un estado de tensión, desequilibrio o estancamiento de lo que fluía y ya no fluye. Por desgracia, muchas veces olvidamos la parte que se refiere a "responsabilidad" y sólo nos quedamos en el acto, en el "quitárnoslo de encima". Llegamos, tocamos y nos vamos. Como si del crimen perfecto se tratase: "no dejamos ni huella". La ruptura de cualquier tipo de relación ( amistad, laboral, pareja, etc.) se expresa finalmente mediante una acción física, pero es un proceso tanto intrapsíquico como interrelacional que va desde:  un

READ MORE